jueves, 18 de mayo de 2017

Mi problema con... Koe no Katachi

A pesar de lo duro que intente hacer ver que soy, como todo ser humano estoy plagado de debilidades, una de ellas es, sin duda, los romances adolescentes. Con esto no quiero decir que me pasee por los institutos a la hora del almuerzo para stalkear a los chavales -todavía- sino que me encanta que exista este concepto en cualquier arte que esté consumiendo. No sabría muy bien explicar el por qué, quizá el secreto resida en la pureza y la constante duda, el choque de trenes que se produce cuando dos personas intentan alcanzar un punto más alto dentro de la comunicación humana pero son totalmente incapaces de hacerlo. Sí, será eso, dos personas intentando someterse a mutuo entendimiento cuando no son capaces de comprenderse a ellas mismas. Koe no Katachi me habría encantado si se hubiese contenido, pero su valentía es su virtud y condena. Bullying, suicidio, redención, arrepentimiento, culpa, empatía..., estos y otros temas son los que trata Koe no Katachi y repito, no le falta valentía, pero hace falta algo más que agallas para tratar estos temas y salir airoso.

Tengo que confesar que he dudado mucho sobre esta obra, por alguna extraña razón me había autoconvencido de que el error era mío, pensaba que le estaba pidiendo demasiado a un drama adolescente, que quizá me estaba pasando de crítico y por ello no era capaz de ver la obra con la perspectiva que debería. Si Koe no Katacho hubiese sido valorada desde este prisma quizá se habría salvado, pero no puedo juzgarla en base a este concepto, si la obra comienza con un intento de suicidio, hay otro por la mitad y acaba con la puerta que da lugar a la redención del protagonista, juzgarla como un simple drama adolescente sería injusto.  ¿Entonces qué es? ¿¡QUÉ DEMONIOS ERES KOE NO KATACHI, HÁBLAME!? ''Soy un fracaso, Cristian-senpai''. Es verdad, tienes razón.

El principal problema de Koe no Katachi es que trata de abordar temas demasiado complejos y su tono desenfadado y ''light'', no ayuda. Un amigo me comentaba que el mensaje que intenta transmitir la obra es que en realidad el acoso escolar se produce porque los acosadores no son realmente conscientes de lo que están haciendo, para ellos es como una especie de juego. Yo por otra parte creo que el tono desenfadado tiene sentido porque el acoso se produce por una falta de comunicación, la película tiene una escena  donde la chica sorda y el prota se lían a puñetazos porque no son capaces de comunicarse, y me parece una escena magistral que refuerza mi argumento.



Pero entonces ¿por qué lo demás? ¿Por qué la segunda parte? ¿Por qué más suicidios? Aprendiz de todo, maestro de nada. Se empeñan en bombardearnos con miles de ideas, ahora el suicidio, luego un romance, más tarde tal, luego redención, ahora otro suicidio. ¿A qué demonios están jugando? Lo tenía todo, en la palma de su mano, podría haberse convertido en una obra espectacular que tratase el bullying a través de lo que es, una falta de comunicación entre padres, alumnos, profesores y lo más importante, entre acosado y acosador. No, no, mejor aun, podría haber sido un romance adolescente cuyo núcleo se basa en una relación de acosador-acosado en la infancia. Bueno, también podría haber sido una historia de un chaval intentado entenderse con una niña sorda y fracasando en el intento. Podría haber sido cualquier cosa y ha elegido NO SER NADA. Trata todos los temas que se le pasen por la cabeza sin profundizar en ninguno, sin pararse un segundo a reflexionar... Espera un momento... ¿no es lo mismo que estoy haciendo yo en este texto?

Mi problema con Koe no Katachi es que trata de ser, inconscientemente, demasiado ambiciosa.  Os lo juro que no estoy loco, lo ha intentado en varias ocasiones, la escena de arriba no es un caso aislado, hay otro momento en el que la chica sorda intenta decirle al prota que le quiere pero como es capaz de usar el lenguaje correctamente éste no le entiende. También hay otra donde el grupo de amigos se separa porque el protagonista les suelta verdades como puños que les hiere en lo más profundo... Pero nada, sigue uno por uno todos los errores del anime, ser bombástico, redundante, te trata como un idiota, el romance prima sobre el resto, incluye personajes estereotipados que no necesitan esfuerzo ni desarrollo, se marcan un NOLAN constante... ¿Por qué me empeño en tratar el anime en serio? ¿Por qué sigo haciendo de abogado del diablo? Yo qué sé, al final me suicido y au, como todos los putos personajes de esta obra.

Este texto es una mierda, lo borraré en una semana. Ya le dedicaré más tiempo y lo haré cuando no haya bebido vino. Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario